La VII Semana de la Energía abordará la seguridad energética y las transiciones energéticas justas en Latinoamérica y El Caribe

El actual contexto internacional ha tenido un fuerte impacto en los países de América Latina y el Caribe con relación al abastecimiento energético y la volatilidad en los precios de las distintas fuentes de energía. Esa volatilidad conduce a que los países, productores de hidrocarburos, aumenten sus rentas, pero también que los países importadores sufran tensiones en sus presupuestos y cuentas públicas, porque deben afrontar mayores erogaciones para importar combustibles.

Contexto que genera una alta incertidumbre a lo largo de toda la cadena de suministro, en el precio de los bienes transables, en la dinámica de los procesos de descarbonización y en las expectativas de las industrias extractivas.

Salimos de la cumbre del clima de Glasgow con la prioridad de la emergencia climática y hoy se ve confrontada la seguridad energética a nivel global. En tal sentido, se observa claramente un impacto en el desarrollo de las transiciones energéticas y la descarbonización de la economía global para el cumplimiento de los acuerdos medioambientales.

Observamos un incremento del precio en los commodities a nivel internacional, que afecta los bienes de mercado que América Latina y el Caribe tiene capacidad para colocar en los mercados internacionales. Estas variaciones impactan las economías regionales.

Es ahí que se genera la incidencia de los precios del petróleo, en toda la cadena de suministro, en la evolución de los bienes transables que nuestra región produce y exporta. Esto impacta fuerte en la competitividad.

A pesar de muchas adversidades, Latinoamérica y El Caribe avanzan. Es la región con mayor participación de fuentes renovables en la matriz energética, un 30% de la matriz de oferta de energía primaria es de origen renovable en nuestra región, mientras que en el resto del mundo es del 13%.

La región avanza en la mejora de las condiciones de vida de su población, en términos de acceso a la energía, ya que más del 97% de habitantes cuentan hoy con ella y 18 millones aún no tienen acceso, cuando hace 20 años más de 66 millones no tenían electricidad.

En este contexto la Semana de la Energía, que se desarrollará del 12 al 16 de diciembre del 2022 en la ciudad de Panamá, en su VII edición organizada por la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), la Secretaría de Energía de Panamá y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con la colaboración de EnergyNet, busca incentivar el debate regional sobre la capacidad que tiene América Latina y el Caribe en el reordenamiento de la oferta a nivel global de los distintos energéticos, las oportunidades para el sector extractivo en el corto y mediano plazo para responder y reactivar la industria, la capacidad de los no convencionales, la necesidad de exploración adicional y cómo avanzan los procesos de transiciones energéticas.

Adicionalmente, este evento busca ahondar en cuestiones como la importancia de la innovación tecnológica, almacenamiento de hidrógeno, movilidad sostenible, acceso a la energía, género y minerales críticos- muchos de ellos presentes en los países de nuestra región-.

La VII Semana de la Energía constituye una importante plataforma para impulsar las oportunidades existentes para el sector en medio de las circunstancias geopolíticas actuales.

Los actores regionales mostrarán las posibles medidas de mitigación que pueden tomarse a nivel regional.

La VI Semana de la Energía se centrará en 4 áreas claves:

– Innovación en el sector energético

– Desarrollo energético sostenible: acceso a la energía, eficiencia energética, renovabilidad

– Género y energía

– Seguridad energética

– Integración energética

Adicionalmente se desarrollará:

– Diálogo inter-agencias

– LVIII Junta de Expertos

– LII Reunión de Ministros con el Diálogo Político Ministerial.

El ingreso a las sesiones de la Semana Energía es de acceso libre, a excepción de la Junta de Expertos y Reunión Ministros.

Este encuentro nos ha llenado de orgullo y satisfacciones, ya que hemos recibido una gran aceptación los años anteriores con la participación de más de 700 asistentes y 56 empresas participantes. Resultados que nos motivan y nos comprometen cada vez más a realizar este tipo de eventos en beneficio de nuestra región.

La VII Semana de la Energía contará con la presencia de los representantes de los gobiernos de los 27 Países Miembros de Olade, así como la participación de referentes del sector energético.

Recommended Articles